bartoloenrique.com

sábado, 16 de enero de 2010

.¿SALUD SIN GRASAS?


Las grasas son importantísimas para la salud debido a que juegan un papel fundamental en nuestro organismo, pero no por eso se deben consumir en grandes cantidades, sino elegir el tipo más adecuado. La mayor parte de las grasas que recibe nuestro cuerpo a través de los alimentos proviene de los triglicéridos, los cuales son tres tipos de ácidos grasos unidos por una molécula de glicerina.

Según la nutrióloga Cecilia García, se recomienda que un porcentaje grande de nuestra dieta provenga de las grasas (30 a 35 %), mientras que de las proteínas, más famosas, sólo 15 %. Y es que las grasas sirven a la célula para formar sus membranas, a los órganos para fabricar hormonas y, en general, nos aíslan de los cambios drásticos de temperatura.

Destaca Cecilia García que los ácidos grasos se dividen por su naturaleza en dos familias: las de cadena corta, que tienen entre 4 y 16 carbonos; y los de cadena larga que tienen entre 18 y 24 carbonos normalmente. Un ejemplo de los de cadena corta es el ácido butírico (mantequilla), y uno de cadena larga es el ácido linoleico (aceite).

El colesterol es una grasa presente en el flujo sanguíneo, necesaria para funciones vitales del organismo: celulares, hormonales, neuronales, digestivas. El cuerpo puede sintetizarlo por sí mismo y también podemos obtenerlo mediante la alimentación, y si está presente en exceso se pega en las paredes de los vasos sanguíneos impidiendo la adecuada circulación de la sangre hacia órganos vitales como cerebro, corazón, pulmones. La solución a los problemas de salud causados por el consumo excesivo de grasas está en una dieta baja en harinas y alimentos procesados, con frutas, verduras, todas las proteínas, huevos, lácteos y grasas "buenas" como Omega 3.


Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal