bartoloenrique.com

lunes, 15 de noviembre de 2010

COLOR MUSICAL


La música es una herramienta que puede transformar las moléculas que llevan la información al cerebro humano, influyendo en sus dos hemisferios, pudiendo modificar nuestro sistema inmunológico a través de la vibración de cada onda al entrar en nuestro organismo.
El universo está en permanente vibración, y nosotros vibramos con él. Cuando esa vibración no fluye en forma adecuada se producen desórdenes de salud. El color se forma en un espectro diferente al del tono muisical, pero al igual que la música, el color provoca reacciones químicas que afectan los hemisferios cerebrales y producen cambios en nuestro patrón corporal. Usar ambas herramientas al mismo tiempo como terapia puede ayudar mucho en la curación y en la evolución de un individuo.
El estudio de estas herramientas como terapia ha permitido observar que existe un número significativo de personas en las cuales se produce el fenómeno llamado sinestesia, que consiste en que una persona, al percibir un sonido, ve al mismo tiempo un color asociado. Dicha condición ocurre porque en los hemisferios cerebrales se combinan en una sola relación varios sentidos.
La sinestesia es una acción involuntaria, pero auténtica y real que puede presentarse al escuchar colores, oler formas, percibir sonidos con el tacto o sentir sabor de objetos.
Es por esta razón que músicos como Beethoven eran capaces de componer a pesar de ser sordos, debido a que asociaba cada nota musical a un color y al cambiar el grado de vibración de la nota, cambiaba también el matiz del color.



Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal