bartoloenrique.com

miércoles, 17 de agosto de 2011

PODEROSO CORAZÓN



La ciencia ha descubierto que todas las células inmunológicas del cuerpo humano poseen unos receptores llamados neuropéptidos que decodifican cada pensamiento, cada emoción, cada deseo y cada concepto que asumimos y transmitimos, produciendo las mismas sustancias químicas que en el cerebro, y el corazón juega un papel significativamente importante en este proceso.



Si alguna vez se creyó que el corazón era solamente un órgano bombeador de sangre, actualmente se le reconoce en el campo de la neurocardiología como un órgano sensorial y un sofisticado centro que recibe y procesa información. Por medio de sus latidos y la energía que genera, marca el compás armónico del cuerpo y cuando se altera ese ritmo se corta la comunicación y sincronía, desestabilizando las defensas y exponiendo nuestra salud a severos riesgos.



El sistema nervioso dentro del corazón le permite aprender, recordar y realizar funciones independientemente de la corteza cerebral. A través de una extensa red de comunicación nerviosa forma un campo eléctrico y se conecta con el cerebro y el resto del cuerpo.



El campo eléctrico del corazón es el más poderoso y extenso del cuerpo. Comparado con el del cerebro, el campo eléctrico del corazón es 60 veces más amplio y casi 5.000 veces más fuerte, y no sólo penetra a cada célula del cuerpo, sino que puede ser detectado a cierta distancia del mismo con aparatos llamados magnetómetros sensibles.



, ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal