bartoloenrique.com

domingo, 22 de febrero de 2009

EL GRITO DE MUNCH


Edvard Munch, considerado el pintor más grande de Noruega y pionero de la corriente expresionista, nació el 12 de Diciembre de 1863 en Loten. Su obra, signada por temas recurrentes como la soledad, la angustia, la muerte y el uso del color de una manera más conceptual que realista, le hacían decir que él intentaba diseccionar las almas. Se matriculó en la escuela técnica de Cristanía (capital del pais hasta que cambió de nombre en 1924: Oslo) para seguir estudios de ingeniería, los cuales abandona al cabo de un año para dedicarse de lleno a la pintura, en 1880. Pasados cinco años realiza su primer viaje a París, donde asistió a una exposición que reunía a los representantes más destacados del impresionismo: Monet, Renoir, Degás, Pissarro y Seurat. Durante su permanencia en Francia recibió la noticia de la muerte de su padre(1889), lo cual le produjo una reacción patológica de duelo, y diversos ingresos a sanatorios de varios países en 1890, 1900, 1905 y 1909 para curarse de neurastenia, alcoholismo y colapso nervioso. Solía decir:" La enfermedad, la locura y la muerte fueron los ángeles que rodearon mi cuna y me siguieron durante toda mi vida".

No obstante, ninguna de esas situaciones impidió su legado de más de 1000 cuadros, 15400 grabados, 4500 dibujos y acuarelas y 6 esculturas resguardadas en el museo que lleva su nombre en el barrio de Toyen, Oslo.

"La dictadura se presenta acorazada porque ha de vencer. La democracia se presenta desnuda porque ha de convencer"

Antonio Gala




Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal